viernes, 28 de diciembre de 2012

Ralph el Demoledor acude a Psicoterapia Wreck-It Ralph goes to therapy


Es la primera vez que hablamos de las implicaciones psicológicas que aparecen en una película. Cabe plantearnos la duda en este punto de si la carrera nos está absorbiendo de forma tal que se está convirtiendo en nosotros, se suele decir que todo depende del cristal con que se mire, y bueno… qué sucede si ese cristal es un terapeuta Sera éste uno de los peligros de nuestra carrera, convertirnos en ella, ir por la vida diagnosticando, viendo personas reales en personajes ficticios o peor aún buscando una idea de la personalidad y  capacidad creativa del guionista….
Sea una cosa, sea la otra, lo cierto es que ir al cine se ha vuelto algo distinto, cada trama encierra un mundo por descubrir, por comprender, y en el peor de los casos, por interpretar. En una ocasión se le preguntó al profesor Manuel Villegas de la Universidad de Barcelona, sobre la veracidad de que “toda situación grupal es susceptible de ser terapéutica” a lo que él respondió,
“Toda situación VITAL es susceptible de ser terapéutica”


Y es que esta cosa “la vida”  es mucho más sabia que cualquiera de nosotros, faculta, entrena, rompe, arma, quita, da… y si se lo permitimos, nos convierte en personas. Definitivamente para ser un buen terapeuta es preciso haber sido abrazado por la vida, tocado por ella, no tanto haberla tocado. 
Ralph es el personaje principal de la película, un “malvado” demoledor de un juego para construir llamado Fix-It Félix Jr Quien un día se cansa de ser el “malo” y las consecuencias de ello, por lo que movido por una situación conflictiva que exacerba su malestar decide ir en busca de su “medalla” (prueba de que es bueno) luchando en contra del código con que fue programado, entra en otro juego y ahí empieza todo el caos, durante la película  se evidencia su dificultad para ir en contra de su esencia destructora, y como esta negación le lleva a una incapacidad para sentirse bien y tener relaciones saludables, al no querer jugar el “rol” que la “sociedad” le dicta. En una parte del camino conoce a Vanellope una pequeña “falla” del juego Sugar Rush, quien se encuentra en una situación un tanto parecida. Inician una relación por pura trampa y conveniencia, hasta que paso a paso y con las situaciones que se van presentando va creciendo el cariño entre ellos.

Luego de múltiples sucesos que no contaremos porque esto no pretende ser una sinopsis ni una reseña Ralph comienza a aceptarse, a encontrar su esencia y vivir de forma diferente su realidad, por lo que su crisis existencial desaparece. Si reiniciamos la lectura en este mismo párrafo desde la palabra Ralph hasta el punto con mayor detenimiento, podría hasta especularse que ha hecho algunas sesiones de psicoterapia. De ahí surge el título de esta entrada. Muchas veces la vida es el mejor terapeuta, y quizás nuestra función en algunos casos abrirle los ojos al paciente para que vea cómo su vida le está sanando, a través de personas, de relaciones, situaciones, circunstancias, momentos y a veces por sus mismos talentos y habilidades que hemos de resaltar, como herramientas que repararan cualquier asunto “roto” no nosotros, ellos.
Les dejo con la frase final de la película (que nos recuerda un poco a Cyrulnik en “El amor que nos cura”)
Al final, ya no me importa tanto ser malvado, porque si esa niñita me quiere… ¿qué tan “malvado” puedo ser?

3 comentarios:

  1. Disney lo hizo de nuevo. Los efectos especiales son bárbaros y los pequeños detalles suman mucho para los fanáticos de los videojuegos retro como yo

    La trama es sorprendentemente buena. No creí que iba a emocionarme tanto con la historia, con las metáforas que tiene y la relación de Ralph con la nenita molesta.

    ¡Gran nota! ¡Felicitaciones! Yo también redacté mi propia crítica de esta peli. Te invito a que te des una vuelta para comentar y opinar.


    Crítica de Ralph: http://on.fb.me/102m3be

    ¡Saludos!

    Luciano // https://www.facebook.com/sivoriluciano

    ResponderEliminar
  2. hay una frase en la introducción que no la recuerdo muy bien, acerca de su trabajo.. algo como que si a nadie le gusta el trabajo que haces... dificilmente te gustará y te enorgullecerás de aquello..esa frase estuvo muy buena, en resumen la película es bastante divertida y conmovedora, con el toque de los juegos electrónicos, bastante nostálgico...

    ResponderEliminar
  3. Para empezar la cinta es diferente ¡Rompe Ralph! nos cuanta la historia de un personaje de videojuegos que intenta cambiar su destino. Es una película de animación divertida, muy bien interpretada, con una soberbia animación y banda sonora, y con mucho humor, acción y emoción.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...