lunes, 23 de mayo de 2011

La Importancia de "Ser Persona" en Psicoterapia

Una de las cosas que aprendí en la universidad fue a no pretender reinventar la rueda, este artículo fue escrito dos años atrás por una colega chilena y expresa uno de los mensajes esenciales que pretende dejar este blog,yo no podría decirlo mejor, espero sea de su agrado.

 Autor: Natalia Nieto Meirone - Fuente: durchmeinen.blogspot.com


Una de las tantas interrogantes que hemos llevado quienes nos encontramos en nuestra formación de Pre Grado en Psicología es acerca de la relación paciente/cliente - psicoterapeuta.
Desde el primer año (y ésta realidad es transversal a la mayoría de las Universidades de Chile y el Mundo) se tiene la falsa creencia que los psicólogos somos los encargados de portar la salud a quienes vienen por nuestra ayuda, de entregar herramientas que da lo mismo si es que las tenemos nosotros mismos y además dar la impresión de ser personas sanas, sin problemas y sin traumas.
¿Que fin se supone que tiene todo esto? Mostrarle a las personas que acuden a nuestra consulta que "sí se puede estar bien y feliz con la vida por más difícil que ésta sea". Ésto último me parece una idea sumamente maravillosa, ya que se trata de mostrar que sí hemos podido salir fortalecidos de cada una de las experiencias de vida que hemos tenido a lo largo de nuestra historia. El problema ocurre cuando éste tipo de conductas no son más que máscaras utilizadas por ésta misma falsa creencia de pensar que somos el ejemplo vivo de lo que significa ser resiliente.
El ser resiliente no implica que aquello adverso que haya vivido se transforme de un día para otro en algo positivo, sino que se trata de un proceso, de un tiempo y un espacio, en donde me doy permiso tanto para ser enferma como para pasar a ser una persona "sana". El estar sano tampoco implica que no puedo darme permiso para enfermar nuevamente o para volver a estados anteriores de consciencia, muy por el contrario, la forma en que vuelva a estos estados será diferente e implicará una nueva experiencia que significará un aporte aún mas grande en el camino del propio desarrollo personal.
Otra de las falsas creencias y prejuicios que existen dentro de nuestra hermosa disciplina, es aquella que se trata de que "no podemos darnos el permiso de no saber algo". Creo que no hay espacio más hermoso que aquél en donde paciente/cliente - psicoterapeuta logran encontrarse en su propia ignorancia, y pasar de no saber nada, a un constructo en conjunto, en donde ambos podrán comenzar a tener cada vez más códigos en común que sin duda permitirán que la relación se transforme en un espacio mucho más rico en forma y contenido. El ser ignorante no me hace ser menos persona, me hace comenzar a buscar las alternativas que existen para salir de esa ignorancia.
El transformarnos en psicoterapeutas no significa que dejemos de ser nosotros mismos, ni tampoco significa que debamos dejar de somatizar, de tener estrés, de enfermarnos ni menos de tener estados de locura temporal, muy por el contrario, éste tipo de experiencias son las que más aportan a la hora de crear el vínculo con quienes solicitan nuestra ayuda. Este tipo de experiencias nos permitirán el día de mañana tener una comprensión más amplia de lo que nuestro consultante requiere integrar para sí mismo.
Es importante darnos estos espacios de "retroceso" de nuestro camino de desarrollo personal, es importante mantener siempre esa inocencia y capacidad de asombrarnos ante lo más pequeño que pueda sucederle a un ser humano. La forma en que cada uno de nosotros adquiere las experiencias es sumamente personal, y no por que haya vivido de todo en mi vida significa que pierda la capacidad de asombrarme ante los pequeños problemas que se le presenten a otros.
Este es un llamado a volver a la inocencia, a volver a ser niños y reconciliarnos con nuestra propia persona. A reconciliarnos con lo que significa "ser en el mundo" y a saber que quienes acuden a pedirnos ayuda son personas iguales a nosotros. El ser especialistas en facilitación de cambio no nos convierte en Dioses ni en Maestros, sino que en el empuje que necesitan en algún momento quienes solicitan nuestra ayuda.
Los invito a la búsqueda de una Psicología Humanizada e Integrativa...

2 comentarios:

  1. Natalia es increíble.
    Tuve la oportunidad de atenderme con ella hace un año y más que Psicóloga, es una gran Maestra que enseña a volar y liberarse de lo que uno arrastra.
    Lo más magnífico, es que da las herramientas para encontrar las propias alas, eso la hace aún más admirable.

    ResponderEliminar
  2. ME ENCANTA TU BLOG.
    Un consejo importante para tratar con personas con Trastorno de Depresión, Bipolar, etcétera.
    Cuando se trata de un padecimmiento endógeno, si le decimos de entrada al paciente que tiene que ver la vida de una forma positiva y llena de luz, nos habremos echado la soga al cuello. Él se encuentra en una profunda oscuridad, estos trastornos generan un cúmulo de ideas negativas que lo único que hará es que se destroce lo que les estamos diciendo. Ya cuando su psique esté más estable, él mismo nos dará pie para entrar con las ideas positivas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...